Ejecución rápida y sencilla de estribos con Arlita® en el nuevo puente de acceso al Puerto de Bilbao

porto bilbao

La ejecución de puentes sobre infraestructuras existentes en servicio, es habitualmente un reto. El poco espacio para el desarrollo de las cimentaciones por la existencia de las vías de ferrocarril y la imposibilidad de cortar la carretera que daría acceso al mismo obligaron a una optimización de los elementos de contención con Arlita®.

El constante aumento del volumen de operaciones marítimas ha obligado a mejorar los accesos al puerto de Bilbao, con un nuevo puente que permita agilizar el tránsito de camiones al mismo, no obstante, para la ejecución, la ingeniería vasca KREAN LKS, tuvo que dar solución a distintos retos para la viabilidad del mismo. 

El nuevo acceso al puerto de Bilbao denominado ZAD 3 es principalmente un puente que conecta la N-644 con el puerto sobre las vías del ferrocarril. El puente parte desde una rotonda existente sin posibilidad de ser modificada, ni cortada durante la ejecución de este nuevo acceso debido al impacto que produciría en el flujo de mercancías al puerto, sobre las vías del tren existentes, quedando muy poco espacio para el desarrollo y construcción de las cimentaciones que requería el estribo 1. El estribo 2 se ejecutó sobre un suelo de relleno blando típico de puertos, lo que obligaba a dar una solución geotécnica a la sobrecarga producida por la sobrecarga generada por el relleno del estribo.

El estribo 1, era sin duda el que planteaba una mayor problemática en la ejecución ya que no se podía generar ningún tipo de interferencia e interrupciones al tráfico ferroviario, lo cual obligaba a tomar soluciones que requirieran ejecución con equipos de pequeño tamaño desarrollando las cimentaciones de los estribos prefabricados con micropilotes. Esta tipología requería que el estribo ejerciera momentos y empujes muy pequeños y eso se consigue con un relleno en el trasdós con Arlita®. Este material, además permitió una ejecución muy rápida (1.700 m3 suministrados y compactados en 3 días) y sencilla con un único equipo pequeño de orugas. La baja carga que ejerce Arlita® sobre el terreno, también permite que no requiera de un tratamiento previo más allá del desbroce que permite también una reducción de costes en tiempo y plazo. Sobre este relleno se ejecutó la capa de coronación y se desarrollaron los controles de calidad habituales como son la placa de carga, consiguiendo valores habituales como en cualquier vial de estas características. Sobre este estribo, se realizaron el lanzamiento de las vigas que conforman el puente, teniendo que soportar las cargas generadas durante la instalación de las mismas.

El relleno del estribo 2 se realizó también con Arlita® lo que permitió, adicionalmente a la rápida ejecución un control de asientos en el futuro. Algo muy importante en accesos que deben de soportar un tráfico intenso de camiones con altas cargas e incluso, transportes especiales.
Desde el punto de vista medioambiental, es importante considerar también las ventajas que implica el desarrollo de este tipo de infraestructuras ligeras. Una reducción en los plazos implica directamente una menor emisión de CO2, unido a un uso inferior de materias primas tales como el hormigón. Adicionalmente, la emisión por causa del tránsito de los camiones es inferior con Arlita® ya que permite un transporte de mayor volumen del material con una ratio CO2/m3 más favorable hacia el material ligero. 
 

Información del proyecto


Cliente: Puerto de Bilbao
Ingeniería: LKS KREAN
Constructora: UTE ACCESO ZAD3
Producto: Arlita® 10/20
Volumen suministrado: 3200 m3