Un nido de ostreros libre de mapaches

Un entusiasta finlandés de las aves inventó una inteligente forma  de proteger la anidación de los ostreros. Esta ave en realidad no construye un nido, sino que el ave se instala en el hueco de una roca desde donde los depredadores pueden acceder fácilmente a los huevos.

Los mapaches pueden encontrar fácilmente el nido debido a su buen sentido del olfato, y esto comenzó a molestar a un amante de las aves que reside en las proximidades. Dada la situación, decidió tomar medidas y construyó una plataforma para ubicar el nido con bordes, dentro de la cual se encontraba una capa de 4 a 5 cm de Arlita®.

El nido se encuentra en la parte superior de un poste alto, por lo que los mapaches no tienen acceso y no pueden dañar los huevos. Los pájaros se interesaron en el nido inmediatamente, y el buen aislamiento térmico y la capacidad de Arlita® para mantenerles secos, contribuyeron a una mayor anidación incluso en el frío clima primaveral finlandés. 

 

habitat