Aislamiento de cubiertas

El aislamiento de una cubierta, a parte de su función aislante, debe cumplir una serie de requisitos esenciales para que esta sea eficiente:

  • La solución de aislamiento debe tener el menor peso posible para no comprometer la capacidad de carga de la propia cubierta.
  • La resistencia y durabilidad debe ser un aspecto fundamental para no malgastar recursos continuamente en tareas de rehabilitación.
  • Se debe evitar el estancamiento de agua para no acelerar el proceso de desgaste y, como consecuencia, la aparición de patologías más graves como filtraciones.

La importancia del sistema de pendientes en el aislamiento de cubiertas

La creación de pendientes en las cubiertas de los edificios y su aislamiento térmico son operaciones muy importantes que requieren de durabilidad y garantía a lo largo del tiempo.

Estos son los problemas que aparecen cuando el sistema de pendientes es deficitario o la cubierta no se ha protegido bien:

1) El agua de la lluvia queda estancada en la superficie de las azoteas. 

2) Con el tiempo y el desgaste, la superficie de la cubierta se cuartea dejando expuesto el aislamiento y llegando, en algunos casos, a romper la membrana impermeable y a filtrarse el agua al interior de las viviendas.

3) Las filtraciones también causan problemas a los revestimientos y a los elementos estructurales de los edificios.

Para evitar todos estos problemas, lo ideal es formar pendientes y aislar térmicamente las cubiertas en una sola operación.

Arlita® es una solución ligera (más de un 50% respecto a una solución tradicional) y de colocación rápida, que evita el agua ocluida, es resistente a la compresión y proporciona un aislamiento térmico de calidad y duradero.

Please register your details first

Areas of interest