Aislamiento de cubiertas

¿Cómo aislar cubiertas de forma rápida y segura?

La creación de pendientes en las cubiertas de los edificios y su aislamiento térmico son operaciones muy importantes que requieren de durabilidad y garantía a lo largo del tiempo.

Cuando el sistema de pendientes es deficitario o la cubierta no se ha protegido bien, el agua de la lluvia queda estancada en la superficie de las azoteas.

Con el tiempo y el desgaste, la superficie de la cubierta se cuartea dejando expuesto el aislamiento y llegando, en algunos casos, a romper la membrana impermeable y a filtrarse el agua al interior de las viviendas.

Las filtraciones también causan problemas a los revestimientos y a los elementos estructurales de los edificios.

Lo ideal es formar pendientes y aislar térmicamente las cubiertas en una sola operación, con una solución ligera y de colocación rápida, que evita el agua ocluida, sea resistente a la compresión y proporcione un aislamiento térmico de calidad y duradero.